Vino tradicional y horno centenario

La actividad comienza en un viñedo muy poco habitual. La viticultura de conservación que desarrolla esta explotación familiar va más allá de la producción ecológica. Buscan hacer el vino con los materiales y métodos de nuestros tatarabuelos. El resultado es un producto de alta calidad que el visitante podrá catar tranquilamente junto con pastas y productos tradicionales de la zona.

La actividad se completa con la visita a un horno tradicional que lleva más de 100 años sin apagarse, con unos productos dulces o salados, de gran carácter y sabor, que degustaremos junto con los propietarios del horno que nos explicarán todo el proceso.

Esta actividad para grupos (máximo 30 personas) se puede completar con una visita al domo salino: una afloramiento de sal cercano al núcleo urbano explotado desde la época de los fenicios, que será una excusa para conocer la cultura y la economía de una zona de interior con muchos más recursos y valores de los que en un principio podemos imaginar.

vinedos-pabloIMG_1568-horno

No se admiten más comentarios